¡Escríbenos o llámanos gratis por Whatsapp!

Test psicotécnicos ómnibus: Cómo dominarlos

Cuando te enfrentas a una oposición o proceso selectivo que conlleva en una de sus fases la realización de un examen psicotécnico, es probable que te surjan muchas dudas.

“¿Psicotécnico tipo “ómnibus”? ¿Test psicotécnicos específicos o monográficos? ¿WTF?”

¡Que no cunda el pánico! Es normal que esto te suene a chino.

Después de leer esta entrada de blog, entenderás mucho mejor de qué tratan y en qué consisten este tipo de test psicotécnicos, y porqué son lo más utilizados en la mayoría de las oposiciones.

 

¿Qué es un ómnibus?

Si atendemos al significado que nos proporciona la Real Academia Española de la Lengua (RAE), ómnibus se refiere a un vehículo de transporte colectivo para trasladar personas, generalmente dentro de las poblaciones.

¿Qué tiene que ver esto con los test psicotécnicos? Podemos establecer un paralelismo entre el significado que nos aporta la RAE y el que debemos aplicar a la rama de los psicotécnicos.

En Desafío Psicotécnicos vemos los ómnibus como el test de test, el que conecta todas las ramas de la lógica y del razonamiento humano para trasladar a sus resultados ciertas conclusiones determinantes a la hora de escoger a personas que se postulan a un puesto de trabajo. Es un tipo de test psicotécnico que aúna, en un mismo examen, preguntas de todos los tipos de razonamiento que podemos encontrar.

Suelen ser documentos más largos que los test específicos ya que, como abarcan preguntas de todas las ramas de la lógica, necesitamos poder cuantificar y medir las capacidades en cada una de las mismas.

En muchos procesos de selección, en oposiciones, emplean los ómnibus como medidor para calcular los resultados en cada una de las aptitudes que más se valoran en un determinado puesto de trabajo.

Por otro lado, aunque en tu proceso de selección utilicen test específicos y no ómnibus, en Desafío Psicotécnicos te recomendamos que no los dejes de lado ya que son muy buena herramienta para poner en práctica la estrategia que debes usar el día D y también para detectar cuáles son tus puntos débiles a la hora de hacer test psicotécnicos.

¿Cómo hacer un ómnibus?

Muchas academias apuestan por dar un montón de material afirmando que a más test psicotécnicos, mayor aprendizaje.

En Desafío Psicotécnicos vamos al grano y apostamos por la calidad más que por la cantidad. ¿De qué te sirve tener miles de test psicotécnicos si no sabes aplicar la estrategia adecuada a la hora de realizarlos? ¿Te asegurarías una buena puntuación en tu examen oficial?

2.1. Honestidad ante todo.

Lo primero: debes ser honesto contigo mismo. A cada persona se le da bien un tipo de razonamiento y, del mismo modo, cojea en otro. Cuanto antes detectes tus puntos débiles, antes podrás ponerte a entrenarlos. No olvides que de tus debilidades nacen tus fortalezas.

Si no sabes todavía cuáles son tus fortalezas y debilidades, hacer unos cuantos ómnibus te va a venir de perlas para detectarlas. Digamos que te va a servir de análisis inicial para averiguar cuál es tu punto de partida.

2.2. Estrategia de las vueltas.

Lo segundo: debes aplicar estrategia. Sin táctica es prácticamente imposible obtener resultados que destaquen del resto de opositores. Recuerda que todas las preguntas “valen” igual y lo que cuenta es responder correctamente el mayor número de ellas. Aunque parece obvio, muchas veces lo olvidas y te empecinas en resolver una pregunta que se convierte en un lastre que vas a arrastrar durante todo el examen.

¿Conoces la estrategia de las vueltas?

En Desafío Psicotécnicos es una de las primeras estrategias que explicamos a nuestros alumnos y hoy te la vamos a explicar, en primicia, a ti.

En cualquier examen psicotécnico podemos clasificar las preguntas en tres niveles diferentes, atendiendo a su grado de dificultad.

En primer lugar, vamos a encontrar las preguntas llamadas de primera vuelta. Estas preguntas son las que nos resultan más sencillas ya que, para resolverlas, no invertimos más allá de 30 segundos.

En segundo lugar, tenemos las preguntas de segunda vuelta, que son aquellas que contestamos en un tiempo aproximado de entre 30 y 45 segundos.

Por último, encontramos las preguntas de tercera vuelta, que son las que invertimos más de 45 segundos en lograr resolverlas.

Lo primero que debes hacer tu día D es resolver las preguntas de primera vuelta, sin pararte en ninguna otra. Cuando hayas dado la primera vuelta a tu examen, te debes centrar en las preguntas de segunda vuelta ya que, generalmente, son las que te van a asegurar una buena nota. ¿Y las de tercera vuelta? ¡Pasa de ellas! Son tentadoras trampas que están puestas, a propósito, para fastidiarte.

Sabiendo esto, ya estás en disposición de dar un paso más y averiguar cuál es la dificultad real de tu examen psicotécnico oficial para saber cómo puedes enfrentarte a él.

2.3. Cómo detectar el grado de dificultad de mi examen.

Para saber el grado de dificultad de tu examen tienes que tener en cuenta lo siguiente, atendiendo a este ejemplo genérico:

Examen fácil:

100 preguntas en 45 minutos, de las cuales el 70% son de primera vuelta, el 15% son de segunda vuelta y el 15% restante, de tercera vuelta.

Examen normal:

100 preguntas en 50 minutos, de las cuales un 50% son de primera vuelta, 20-30% de segunda vuelta y el 20% restante, de tercera.

Examen difícil:

100 preguntas en 60 minutos, de las vuales encontramos un 30% de primera vuelta, un 30% de segunda vuelta y entre un 40-50% de tercera vuelta.

Aunque este ejemplo es bastante genérico, te puede ayudar a hacerte una idea de cómo puedes detectar el grado de dificultad de tu examen psicotécnico.

2.4. Objetivos en un examen psicotécnico al aplicar la estrategia de las vueltas.

Te los vamos a explicar de forma clara y, sobre todo, sencilla. Tus objetivos se reducen a tres y son:

  • Dar dos vueltas completas al test, independientemente del tiempo que te den. Tienes que dar dos vueltas, sí o sí.
  • Al finalizar las dos vueltas debes haber contestado, al menos, el 70% de las preguntas que tiene tu examen en su totalidad.
  • Tener, como máximo, un 15% de errores. Si estás por debajo de este margen, eres muy crack, ¡enhorabuena!

2.5. Método que debes aplicar si usas la estrategia de las vueltas.

Para cumplir el primer objetivo (dar dos vueltas completas al test), tienes que dedicar en la primera vuelta, el 70% del tiempo total que te dan y en la segunda vuelta, el 30% del tiempo restante. Esto quiere decir que, si te dan 50 minutos para realizar el examen psicotécnico, debes dedicar 35 minutos a la primera vuelta y 15 minutos a la segunda.

Para cumplir el segundo objetivo (haber contestado, al menos, el 70% de las preguntas), debes haber contestado el 70% del número de preguntas en la primera vuelta y el 30% restante, en la segunda. Esto quiere decir que si tu examen es de 100 preguntas, debes contestar unas 49 en la primera vuelta y unas 21 en la segunda.

Respecto a las preguntas de tercera vuelta: NO las hagas, NO caigas en la trampa.

¿Sabías todo esto de los ómnibus? ¿Aplicabas estrategias para resolverlos?

En Desafío Psicotécnicos apostamos por la lógica aplicada a los psicotécnicos. Si quieres aprender a obtener la mayor puntuación posible a través de trucos y estrategia, únete a nu

4 comentarios en «Test psicotécnicos ómnibus: Cómo dominarlos»

  1. Empecé sacando unas notas bajísimas y con dedicación, ganas de aprender y sobre todo gracias a David, saco unas notas que ni yo me creo…
    Si quieres sacar una oposición del tipo que sea no hay mejor sitio que esté.
    Muchas gracias por todo!!

    Responder
    • Hola Ivan,

      Muchísimas gracias por tu comentario. Con dedicación y esfuerzo todo es posible jeje

      Vamos a por todas!

      Feliz día.

      Responder

Deja un comentario